martes, 5 de abril de 2011

GALLETAS A LOS DOS CHOCOLATES

Ya tenemos la entrega de esta semana!! Galletas!! La verdad es que hacer galletas me encanta, y recientemente hablando con una amiga me comentaba que, a pesar de hacer repostería a menudo, con las galletas no se acababa de atrever. Por eso me he decidido por esta receta super sencilla (con el único “inconveniente”, si lo queréis ver así,  que la masa debe reposar un poco en la nevera antes de hornearlas)
Creo que las galletas, desde las más elaboradas, con diseños personalizados, decoradas con glasa y demás, a las más sencillas como podrían ser estas, son un detalle a tener en cuenta para agasajar a nuestros amigos. Comprando una lata bonita, incluso personalizando una lata de galletas de las de toda la vida, o presentadas dentro de un tarro de cristal con una etiqueta hecha con cariño, puede quedar un detalle precioso para cualquier ocasión: porque no hacer unas galletas como regalo de San Valentín, o en Navidades? Yo ya tengo en mente algunas ideas que espero poner en práctica pronto… Además, el aroma que dejan ir estas galletas cuando están en el horno, es un plus a tener en cuenta…

Con las cantidades que os he puesto salen entre 25-30 galletas dependiendo del tamaño. Yo las he doblado y he partido la masa en dos: una mitad está hecha con 150 grs de chocolate negro en gotas + 50 grs de azúcar moreno, y la otra mitad está hecha con 150 grs de chocolate blanco sin añadido de azúcar moreno (creo que con el chocolate blanco no hace falta poner más dulce…) Todo esto son percepciones personales. A partir de la masa base, se le puede añadir fruta confitada, frutos secos picaditos, o lo que se nos ocurra.

INGREDIENTES (para unas 25-30 galletas)
225 grs de harina
100 grs de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo
75 grs de azúcar
Una pizca de sal
Una cucharadita de aúcar avainillado
Medio sobre de levadura

Segun el caso, 150 grs de chocolate blanco o negro y azúcar moreno si lo deseamos.

VAMOS AL LIO!
Hacer estas galletas no tienen ningún misterio: Primero mezclamos la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar -o los dos azúcares si es el caso-. Cuando está bien mezclado, integramos el huevo, el azúcar avainillado y la pizquita de sal. Cuando la masa ya está ligada, añadimos el chocolate y la harina mezclada con la levadura (estos dos ingredientes siempre tamizados).
Aquí ya si, metemos las manos y a trabajar la masa. Una vez lista, hacemos forma de churro y la envolvemos con papel film o directamente con el papel de hornear que usaremos luego. Y a la nevera, unos 60 minutos.
Una vez haya paasdo este tiempo, que la masa ya estará durita, hacemos la forma de las galletas cortando rodajas del churro, y trabajando un poco la forma con las manos. A mi me gusta que queden relativamente pequeñas e irregulares,  pero esta masa también es ideal para hacer esas galletas enormes que venden en el Starbucks, de 10 centímetros de diámetro...

Lo importante es no pasarnos con el tiempo de horneado: A unos 180 grados, 10-15 minutos es mas que suficiente. El momento de retirarlas es cuando los bordes empiezan a coger colorcito y la superficie se enmpieza a dorar. Hay que sacarlas de la bandeja del horno con relativo cuidado, porque son unas galletas blanditas cuando están recién hechas, aunque a medida que se enfrían se van endureciendo y quedan crujientes... Y ya están listas para pecar!!!!

4 comentarios:

  1. les probaré! jo vaig fer les típiques de mantega per decorar amb glassa, van quedar realment bones la veritat, jo també faig la massa, la estiro i a la nevera per la nit.

    ResponderEliminar
  2. Y sabian mejor!!!! buenisimas!!!

    ResponderEliminar
  3. Ains Noe, qué hambre leyendo esto a estas horas y sabiendo que mi súper dieta me lo prohibe...
    Este finde me hacen una comida por mi cumple aquí asi que a ver si me animo a hacerlas el viernes para tomar con el café, seguro que están muy ricas :)

    ResponderEliminar